Sevilla se define por la gente

Sevilla, España, y toda Europa son lugares magníficos, con sitios y vistas llenos de historia, belleza, e interés. Únicamente en Sevilla, tienen la impresionante Catedral y la Torre de la Giralda, con tanta historia y una panorámica inolvidable, la maravillosa Plaza de España, una preciosa obra de arquitectura, y la Torre del Oro, que tiene más de cinco siglos que la constitución de los Estados Unidos. No se puede negar que Sevilla es una ciudad increíble.

Pero sin la gente, la ciudad no se mueve, y no se puede disfrutar de sus atractivos sin la compañía de amigos. Mi semestre en Sevilla no está definido por los sitios turísticos, ni las vistas fantásticas, sino por el aspecto humano. Lo que nunca podría olvidar son las amistades. Con más de 700.000 habitantes amables, es fácil encontrar a amigos y hacer una conexión duradera.

Yo vine a España sola, sin conocer a nadie en todo el país. Y ahora, cuatro meses después, me da mucha pena pensar en dejar la ciudad que me ha cobijado como mi propia casa. Echaré de menos el ambiente y la hermosura de Sevilla, pero sobre todo, lo que más echaré de menos es la gente. Me ha alegrado tener esta oportunidad para estudiar en el extranjero y conocer la gente sensacional. Aunque estén al otro lado del mar, llevaré mis amigos de España siempre en mi corazón.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Una vuelta de la vida: La historia de José Manuel Monsalvete Herrera

José Manuel Monsalvete Herrera, después de una vida adulta bastante dura y complicada, ha dado un vuelco y ahora dedica su vida a ayudar a los niños desfavorecidos. La semana pasada, ganó el ex-futbolista el premio  Solidario Anónimo de MÁsmovil por su trabajo con los jóvenes en el barrio Polígono Sur en Sevilla.

Monsalvete, quien jugaba en el Betis y en el Figueres en los años 1989-1993, dio positivo a la cocaína en un control antidopaje en 1992. Además, en 2003, sufrió una gran depresión, en la que “perdió la cabeza” y “no tenía ganas de seguir,” como dice él. Tres años después, se quedó un mes en el hospital con apendicitis. Esto fue un período muy grave en la vida de Monsalvete, durante el cual “nadie pensaba que iba a salir vivo.”

Pero hoy en día, Monsalvete es una prueba de que una persona puede transformarse y dedicarse a algo mejor. Monsalvete pasa su tiempo dedicándose a un taller de fútbol de jóvenes en el Polígono Sur, uno de los barrios más marginados de Sevilla. Se va al barrio cuatro días por semana, y además de enseñar a los niños el deporte, también intenta meter en las cabezas pequeñas “los valores de respeto, solidaridad, autoestima, autodesarrollo personal, y comunicación,” según Europa Press.

Por este trabajo voluntario, MÁSmovil concedió a Monsalvete 2.500 euros. Fiel al espíritu humanitario, Monsalvete dice que “todo el dinero irá destinado a mis niños, los que me dan fuerza cada día.”

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Simon NRG: La cara de Bandalai

Simon Zrarki, de 22 años, ya ha alcanzado el objetivo vital que todo el mundo espera alcanzar: encontrar un empleo que sea más diversión que trabajo. Simon trabaja en Bandalai, una discoteca en Sevilla, como agente de relaciones públicas. Simon es ideal para ese trabajo, y ese trabajo es ideal para Simon.

Las responsabilidades de Simon en Bandalai incluyen lo siguiente: atraer a la gente a la discoteca, y después disfrutar la noche con sus huéspedes. Si vienen más amigos de Simon a la fiesta, Simon gana más. En una noche típica, Simon dice que vienen treinta, cuarenta, o cincuenta amigos para celebrar la noche con él.

El papel de Simon es distinto que lo de otros agentes de relaciones públicas en Bandalai. Mientras los otros tienen que atraer a los españoles a la disco, Simon atrae los extranjeros, específicamente a los americanos. Su conocimiento de muchos idiomas (español, árabe, francés, inglés, finlandés) facilita este papel. Pero el éxito de Simon en su papel es más atribuible a su personalidad.

Simon dice que tiene “energy” o “NRG” natural (Simon ni bebe alcohol ni fuma) que le ayuda a estar bien siempre. Simon sale casi cada noche (por los menos, cinco días por semana). Puede disfrutar de las fiestas mejores de Sevilla, y al mismo tiempo, puede hacer un poco de trabajo. Si Simon encuentra a un amigo nuevo en una fiesta de otro bar o discoteca, lo invita a las fiestas de funky en Bandalai. Si llega su nuevo amigo a la fiesta, gana Simon de todas formas: puede divertirse con su amigo, y ha hecho su trabajo de atraer la gente.

Por causa de su “NRG,” como dice, Simon siempre está feliz. “Sé como animar la vida. ¡Me encanta toda la gente! No me importa sexo, raza, edad, dinero.” Simon siempre sonríe, y siempre está rodeado por amigos, como casi todo el mundo es amigo de Simon. Si alguna vez una persona ha encontrado a Simon, este es su amigo.

Simon se acuerda de unas chicas de relaciones públicas que salían con ropa provocativa, pero explica que necesita más que un buen aspecto físico para tener éxito en el mundo de relaciones públicas. “Puede salir muy sexi y no atraer a nadie. La cosa importante es hablar.” Y Simon sabe hablar con la gente. Esto es evidente en el número de amigos que tiene Simon. Casi todo el mundo en Sevilla conoce a Simon. Y como dice él, “Si no me conoces, me vas a conocer pronto.”

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

The Rivalry that Unites a City

Over a century ago, following the establishment of the Sevilla Fútbol Club, an internal managerial disagreement resulted in the founding of Sevilla’s second soccer team, Betis Balompié. So began the unique rivalry between Sevillistas and Béticos.

José “Pepe” González, 70, soccer aficionado and member of the Peña Sevillista de Triana for over 30 years, is willing to speak about any topic, except one. “We can talk about Sevilla, we can talk about soccer, we can talk about anything, but not Betis!”

Less than two kilometers away, the opposite reigns true for the members of the Peña Bética de Triana. Pointing to the big-screen TV prominently positioned in the corner, visible from all angles, Agustín Sánchez, 51, member and bartender of the peña or clubhouse, explains, “We show all Betis games, of course. Other teams, too. But no Sevilla games. Not here.”

The Sevilla Fútbol Club was founded in 1905. In 1907, when the team’s management refused to admit working-class players, some members of the club broke off and formed the city’s second team, Betis Balompié, and thus began the rivalry. Consequently, Betis is traditionally considered to be a more blue-collar team, though it gained the title “Real” (royal) in 1915 with a decree from King Alfonso XIII. Seville is one of only four cities in Spain, along with Madrid, Barcelona and Valencia, with two separate professional soccer teams.

The population in Seville is divided into two categories: Sevillistas (followers of Sevilla FC), and Béticos (Real Betis Balompié fans). The rivalry is most notable during the Seville Derby, which is held only in years in which both teams compete in the first division league. Over the past decade, the Derby has been known for violent altercations among fans of both teams. In 2002, for example, five supporters were detained after attacking a security guard and Betis goalkeeper Toni Prats. In the Sevilla-Betis match in the Copa del Rey (the King’s Championship) in 2007, the quarter-final game had to be postponed after a Betis fan threw a bottle at then-manager of Sevilla FC Juande Ramos, knocking him unconscious. Francisco Moreno Romero, president of the Peña Bética Puerta de La Carne, can attest to the presence of inter-team violence on the streets as well. “We have seen fights, sometimes broken windows and glasses.”

But even when the two teams do not face each other, most Sevillistas are anti-Betis, and Béticos are anti-Sevilla FC. “Béticos always want Betis to win and Sevilla to lose, and Sevillistas want Sevilla to win and Betis to lose. This is the rivalry,” Moreno Romero explains, reducing it to simplest terms. Antonio Morales, vice-president of the Peña Sevillista de Triana, agrees. “They speak Betis, we speak Sevilla.”

Despite this separation, though, aficionados of both teams identify themselves as Sevillanos, citizens of Sevilla. For example, Morales, though an avid Sevillista all his life, confides that he sometimes secretly hopes for Betis to win against other teams. “This is my city, these are my neighbors. I would never say this out loud in front of the other peña members, but I sometimes root for Betis when they’re not playing Sevilla. If a city has a good soccer team, more people will come to visit. We have an economic crisis in Spain right now. If more people come and fill up the hotels and eat in the restaurants, that’s good for the city,” he explains.

Morales also notes the impact the success of Betis can have on the mood of the city. “If Betis is winning and doing well, the Béticos are happy. I like to see my neighbors happy.” However, Morales is first and foremost a Sevillista. He is raising his eight-year-old daughter to be an avid Sevillista, and his wife, necessarily, is also Sevillista. Though he has some Bético friends, he can only take relationships with Betis fans so far. “I’m already married, but if I weren’t, I would never marry a Betis fan. Never.”

González, too, is in close contact with many Béticos. “My brother follows Betis, as well as my son’s woman, and some of my friends in Triana. It’s no big deal. We just don’t discuss soccer. It’s better that way.”

Still, the fans of both teams are ardent supporters. González says he has more of a passion for his team, Sevilla FC, than for the sport of soccer itself, and that he identifies himself more as a Sevillista than as a soccer aficionado. He firmly believes that Sevilla will win every game it enters. “I never doubt my team. I always believe in Sevilla in my heart. Maybe not always in my head, but always in my heart,” he says. “Soccer here in Seville is religion,” Morales agrees.

González slumps his shoulders and shakes his head as he remembers the recent match from October 30th, 2010, in which Sevilla fell to Barcelona FC, 5-0. “Everyone in the peña was crying. Well, I wasn’t crying, but almost. It was so embarrassing, so shameful.” But González had already turned his attention to the next game, against Valencia. As usual, he has no qualms about Sevilla’s capabilities. “Sevilla will win for sure tomorrow. For sure.” They did: 2-0.

Sevilla and Betis will not face each other this year because, for the second year in a row, Betis plays in the Second Division, while Sevilla remains in the First one. So they are eager to see their teams face off once again, maybe this year in the Copa del Rey, the second most important tournament in Spain, in which both clubs are classified. “It would be a very emotional derby,” says Francisco Moreno.

There is no denying that a rivalry exists, but it is a friendly, healthy, non-aggressive rivalry, according to Sánchez. He explains that in the Peña Bética de Triana, there are a handful (six or seven, he estimates) of members who are also Sevilla fans, and even a few who are members of both kind of peñas. “They like the environment, and they have friends here. They also enjoy some of the advantages of being a club member. They can watch the games, read the press, participate in the activities, come to the parties.” Though the clubhouse is technically private, all, even Sevillistas, are free to enter. “But the tables and chairs are reserved for club members when Betis plays,” Sánchez clarifies.

Sevillistas too feel that the rivalry exists harmoniously, without problems, according to Morales. “People argue over it, but nothing more. We avoid that.” The Sevillista peña is also a private club, but they do not shut the doors on anyone, including Béticos. Morales even recalls a departed member of the Peña Sevillista de Triana, Eduardo Sobrado, who played for Real Betis from 1955 to 1958.

Moreno Romero, though, says he does not know of any members in the Peña Bética Puerta de La Carne who also consider themselves Sevillista. “We respect each other, but it would be very hypocritical to join the peña just for the sake of being in the peña, or just for the friendships or other advantages.” In his thirty years as president of the oldest peña in all of Spain, the “mother of all peñas,” Moreno Romero says he has never seen a true passion for Betis and Sevilla FC within the same person.

As the Peña Bética Puerta de La Carne is situated in a traditionally Sevillista neighborhood, Moreno Romero explains, the opportunity for a violent or aggressive rivalry exists. This may have been the case twenty years ago, he says, but nowadays it is peaceful.

However, Moreno Romero points out that the press attempts to exploit the rivalry. “The press has played with this sentiment a lot. They look for the worst in the aficionados.” Because of this, he refuses to speak with or even admit reporters from newspapers, like Diario de Sevilla or ABC, into the clubhouse. “I don’t want any problems or controversies. We’ve had our misunderstandings. I don’t want to insult anybody. The only thing I care about is social peace and understanding between Béticos and Sevillistas.”

Kiki Carvajal: A Complicated Identity


Kiki Carvajal, Sevillano, physical therapist, Bético, and retired professional soccer player, offers a unique perspective regarding the Sevilla-Betis rivalry. He is one of few footballers to have played professionally for both Real Betis and Sevilla FC.

Born to “very Bético” parents, Kiki Carvajal was raised a Betis fan all his life. He began his professional soccer career at age 20, in 1988, as attacking-midfielder for Real Betis, then a second-division team. In 1989, he took advantage of the opportunity to play for a first-division team, and joined Sevilla FC. He remained on the team until 1994.

“As a child, I was always an avid Bético. My feelings about Sevilla were never hateful, but I always wanted to see them lose.” Though he spent most of his professional career with Sevilla FC, he still identifies himself as a Bético today. “I was born a Bético, I’m a Bético today. So it is.” Carvajal explains that Betis fans are among the most faithful in Spain. “Win, lose, we’re always supportive. Even when they lose, we applaud them. We’re as loyal as dogs,” he explains with a laugh.

But professionally, Carvajal was a soccer player first, and fan second. “When the opportunity arose to play for Sevilla, a first-division team, I had to take it. Although I am a Bético, I’m also a soccer player. The public didn’t understand, but it’s my profession. And that’s it.”

Though Kiki Carvajal says he was generally treated well by Betis fans after switching over to Sevilla, he remembers being accused of betraying his team for a higher salary. He remembers one instance, for example, in which a Betis supporter threw coins at him. “I didn’t go for the money. The Betis management was a disaster, just like it is now. I wanted to play for a first-division team.” He also recalls attending a Betis game after switching teams, and was met by shouts and taunts from multiple Béticos. “‘What are you doing here? You play for Sevilla,’ they said to me.”

In his six years with Sevilla FC, Carvajal faced off against Betis twice. “I scored a goal against Betis in one game. I remember we celebrated a lot after that. A lot,” he explains, the satisfaction visible in his face. When he faced his old team, though, he did not feel like he was playing against his friends, as they were more like associates. “I didn’t have much of a relationship with the other Betis players. I didn’t know them very well because I didn’t play for the team very long, and I played for Betis B. I played in very few games.”

Carvajal’s parents, though devoted Béticos, attended all of his Sevilla home games to watch their son play. “They’re huge Betis fans, but they didn’t care who I played for. They just wanted to see me play.” Still, he says his father never donned a Sevilla jersey. At the most, his mother would wear a Sevilla scarf, but nothing more.

After a knee injury ended Kiki Carvajal’s professional career in 1997, he studied three years at the University of Seville and in 2000 obtained his diploma in physical therapy. From 2001 to 2008, he entered into the Sevilla FC organization once again and worked as a physical therapist for the team. This complicated Carvajal’s identity as a soccer fan even further. “Some of the players would call me ‘Bético,’” he remembers, beaming.

Today the former player works for a private physical therapy consult, and remains a dedicated Betis fan. However, he admits that he follows Sevilla more closely, but only because they play in the first division. Because of the difference in leagues between Sevilla and Betis this year, he says the rivalry is not as strong, not as passionate. “If a Bético and a Sevillista meet in a bar, they can’t argue. There’s still a rivalry, but it’s nothing like if both teams were in the same league.” Along with the rest of the city, Kiki Carvajal awaits the day when both teams will face each other once again.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los estudiantes del Polígono Sur

Inmaculada Moreno Antolín, vecina de Los Remedios en Sevilla, dice que nunca, en sus 60 años vividos, ha visto un arma de fuego. Francisco José Gil Pitel de Las Tres Mil Viviendas en el Polígono Sur, dice que sí, ha visto un arma en la calle. Con tan sólo 16 años, Francisco ha vivido menos de un cuarto de la vida de Inmaculada.

Este hecho muestra la diferencia entre los sevillanos del Polígono Sur y las demás zonas de la ciudad. El Polígono Sur es bien conocido por su fama de violencia, drogas, y crímenes desde el fin de la construcción de Las Tres Mil Viviendas en los años sesenta. Las Tres Mil fueron construidas para el reparto y realojamiento de las poblaciones, principalmente Gitanos, que vivían en chabolas. La intención era mejorar las vidas de un gran número de personas y darles a todas pisos buenos, pero los resultados no han sido tan simples. La concentración de muchas familias empobrecidas en poco espacio induce a la violencia, y éste es el caso en el Polígono Sur. El lugar de la construcción del barrio fue elegido porque está situado en un sitio menos atractivo, separado del resto de la ciudad por el ferrocarril, porque era más barato construir aquí el mayor número de residencias posibles. Así es la circunstancia del Polígono Sur.

Pero a pesar de vivir en un barrio tan duro, los estudiantes del Instituto de Enseñanza Secundario Ramón Carande, ubicado en el Polígono Sur, actúan como los jóvenes de algún otro barrio. Francisco y su compañera, Aixa Madroñal Zarapico, de 17 años, tienen intereses y sueños igual que los demás jóvenes de España. Les gusta salir con sus amigos, navegar por la red, ver la televisión, e ir de compras. A Aixa le gusta salir a bailar por el Tiro de Línea con sus amigas, y dice que se identifica mucho con el baile flamenco. A Francisco le gusta jugar futbol o practicar el capoeira. Los dos esperan terminar el bachillerato en el IES Ramón Carande, y después Aixa espera entrar en la carrera de informática. Para Francisco, el incidente con el arma le intrigó, y quiere entrar en la policía local.

Aunque Aixa y Francisco se parecen a algún otro adolecente de Sevilla, viven en un barrio duro y difícil, ésto les separa de otros jóvenes. Sus  padres se preocupan si salen por el barrio por la noche a causa de los peligros que existen allí. Hay muchas drogas, navajas, y a veces armas de fuego en las calles. Sin embargo, Aixa y Francisco están de acuerdo en que les gustan sus vidas en el Polígono Sur, además de estudiar en el IES Ramón Carande. Allí hacen sus vidas, allí viven también sus amigos,  y allí están acostumbrados a caminar por el barrio.

Inmaculada dice que hay algunos barrios específicos de Sevilla en que nunca le gustaría vivir por causa de los peligros: Las Tres Mil, el Cerro de Aguila, y Los Pajaritos, porque son barrios peligrosos. Francisco tiene su casa en Las Tres Mil; Aixa en el Cerro de Aguila. Aunque no tienen ningunas quejas de sus vidas en el Polígono Sur y a los dos les gustan sus barrios, al mismo tiempo les gustaría mudarse. A Aixa no le importa en qué barrio. “Algún otro barrio. Me da igual,” dice.

¿Cómo se puede mejorar el estado del barrio? Hay muchas posiciones sobre lo que se debe hacer. Según Iban Díaz Parra del Departamento de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla, una inversión gubernamental en la reestructuración de la zona urbana puede eliminar el aislamiento geográfico, y una inversión en programas sociales puede reducir la tasa de criminalidad. “Sin embargo no parece esa la voluntad del ayuntamiento,” dice. En vez de invertir dinero en el Polígono Sur, Iban continua diciendo que el ayuntamiento prefiere invertir dinero en una operación en la Estación de Santa Justa o en una reurbanización del barrio de La Calzada, aunque un proyecto de este tipo sería más útil en el Polígono Sur. En sus palabras, “el dinero atrae al dinero, la marginalidad atrae a la marginalidad.”

Inmaculada piensa que junto con más vigilancia policial, los problemas del Polígono Sur pueden mejorar poniendo un énfasis más grande en la importancia de la educación. “Si el gobierno pudiera obligar a los padres escolarizar a los hijos, podría mejorar la situación,” explica ella. Pero Encarnación Quiroga, psicóloga y orientadora académica del IES Ramón Carande, en cuya escuela hay 545 estudiantes, cree que el mismo sistema educativo necesita cumplir grandes cambios antes de estar listo para responder a las necesidades de todos los estudiantes del instituto. Los profesores de Ramón Carande intentan manejar las circunstancias especiales de algunos de los estudiantes con retrasos o discapacidades de aprender, e intentan ayudarles a terminar los estudios, pero todavía el sistema educativo tiene que cambiar. “Yo cambiaría todo el Sistema. Pero no sólo en nuestro centro, sino en todo el Sistema Educativo actual,” dice Encarnación.

Sin embargo, Encarnación explica que hay mucha esperanza para Aixa, Francisco, y los otros alumnos del IES Ramón Carande y del Polígono Sur. “El año pasado le dieron el premio provincial al mejor alumno y estudiante a un alumno de nuestro centro. Es un alumno con muy buenas cualidades humanas y académicas aunque proviene de una familia muy desestructurada. Es un ejemplo de que a veces existen los milagros.”

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

El Museo Picasso

Para las personas que no conocen bien las obras de Picasso, pueden parecer muy extrañas. Pero si alguien intenta entender la mente de Picasso, se puede abrir una ventana a una perspectiva nueva y excepcional.

El Museo Picasso de Barcelona muestra la genialidad del pintor con una colección completa de todos los años de la vida del artista. Desde que era niño, Picasso tenía un talento para ver algo y reproducirlo en un lienzo. Además de la capacidad de pintar bien, tenía muchos estilos distintos que expresaban muchos puntos de vista.

El estilo de Picasso menos sobreentendido, pero más interesante, para mí, es el cubismo. Con el cubismo, Picasso miraba a su modelo, pintándolo desde un ángulo. Después, lo pintaba desde otra perspectiva. Repetía este proceso algunas veces, con todas las perspectivas en el mismo lienzo. De esta manera, el espectador puede ver algo que existe en tres dimensiones en una superficie plana. En un principio, es difícil comprender como Picasso veía el mundo. Pero si vemos las obras del cubismo algunas veces, llegaremos a la claridad y veremos todo desde una mejor perspectiva.

Aunque el cubismo no refleja la realidad como hace el realismo, para mí el cubismo puede mostrar lo real de manera abstracta para dar una impresión más realista que una foto. El cubismo representa el sujeto de todos lados en dos dimensiones y da una perspectiva completa y compleja. Como la realidad y la vida, este estilo no siempre es bonito, y muchas veces es confuso. Por esta razón, me gusta mucho el cubismo. Nos vemos obligados a ver una obra desde muchos ángulos al mismo tiempo. De esta forma, aunque es muy abstracto, hace una reflexión de la realidad.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

La perspectiva española

Como estudiante de historia estadounidense en España, decidí matricularme en una clase que se llama “Historia de los Estados Unidos.” Aunque ya conozco la historia de mi país, pensaba que estudiarla desde la perspectiva europea sería una buena oportunidad que no existe en mi universidad en Filadelfia. Entonces llegué a Sevilla, y me matriculé en clase, esperando entender la historia desde otro punto de vista. Después de dos semanas en clase, he notado que sí, es una experiencia diferente que la de los EEUU. Es interesante notar las diferencias, aunque sutiles, entre las presentaciones del tema en los dos países.

Por ejemplo, al leer el texto de la clase, encontré unas frases comparando el comercio ilegal de España y de Inglaterra durante la época de la colonización de las Américas. El autor del texto dice que existió en este tiempo mucho comercio ilegal, especialmente en el Caribe. Aquí son las frases que me llamó la atención:

El comercio ilegal (de Inglaterra) nunca se aproximó en volumen o en valor al legal, no porque a los norteamericanos les movieron criterios éticos, sino porque disfrutaban de las ventajas del comercio legal. Si estas condiciones variaban no tenían escrúpulos en recurrir al comercio ilegal, conducta que sí produjo una devaluación de las leyes y originó en Inglaterra la idea de que los comerciantes coloniales, en especial los de Nueva Inglaterra, sólo operaban en la ilegalidad.

A mí me parece que con esta frase, el autor no quiere dar demasiado crédito a los ingleses por abstenerse del comercio ilegal. Sugiere que los comerciantes de Nueva Inglaterra sólo operaban en la legalidad a causa de las ventajas que ofreció el comercio legítimo, no a causa de la moralidad. Sí los comerciantes de Nueva Inglaterra se beneficiaron con comercio ilegal, cometieran las ofensas.

Me interesa que el autor incluye estas frases. ¿Por qué mencionar el comercio ilegal que no existió demasiado? ¿Por qué clarificar que si las personas de las colonias de Inglaterra se ayudaban con el comercio ilegal, no existiera más? Es una cuestión hipotética, y a mí me parece algo muy raro lo que el autor la menciona. Como ciudadana estadounidense, me siento un poquito ofendida por el tono del autor. Quizás sí, los americanos de la era de la colonización se comportaron en beneficio propio, me parece que el autor presenta esta información de una manera inadecuada.

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario